7 reseñas de antes de desembocar en Tagus


Envié la propuesta de Regalo deReyes a Ediciones Tagus a finales de agosto de 2012. Era la séptima editorial a la que lo enviaba (aunque de las otras seis, sólo me había respondido -negativamente, claro está- Plaza & Janés, que por aquellas fechas lanzaba La tabla esmeralda, de Carla Montero, una novela de temática un poco parecida, y con la que me hice la ilusión de que no querían hacer competir la mía).

En cambio, la primera respuesta de Tagus, diciendo que habían encontrado la propuesta interesante y pidiéndome el manuscrito completo para examinarlo, la recibí en menos de un mes, y aún más pronto me dieron la felicísima noticia de que el test de embarazo editorial había dado positivo.

Confieso que la idea de que la novela fuese a aparecer de momento sólo en versión electrónica me dio una cierta sensación agridulce. Por un lado, yo mismo llevo ya más de tres años leyéndolo prácticamente todo en e-readers y tablets, me muevo con bastante soltura en los ecosistemas internáuticos (al fin y al cabo, soy profe de la UNED), soy un defensor acérrimo del libro electrónico, y el propio proyecto de Ediciones Tagus me parecía una apuesta magnífica. Por otro lado, ver el libro de papel como un objeto físico, que tu madre pueda enseñar a las visitas, y del que eventualmente puedan llegar a hacerse pilas como un best-seller en las librerías, es en el fondo el sueño de todo escritor, y no voy a ser yo el que deje de soñarlo

Pero tengo que decir que el proceso editorial en Tagus está siendo hasta ahora modélico. La atención de la editora, Adelaida Herrera, no sólo es extremadamente profesional, sino todo lo amable que se puede pedir. Las correcciones han sido de una meticulosidad que me ha dejado asombrado. El trabajo gráfico, podéis verlo vosotros mismos. No puedo sino agradecerles de corazón todo ello.

Pero, como algunos sabéis, en el tiempo que transcurrió desde que terminé la novela (enero de 2012) y su desembarco en Ediciones Tagus, la obra, con su título original de El evangelio de los Reyes Magos, -y durante un breve período también con el de El jardín de Séforis- tuvo una cierta navegación entre amigos de la blogosfera literaria, cuyos comentarios, en general muy positivos, me ayudaron a mantener con optimismo la fe en mi novela. Como resultado de esa breve navegación aparecieron varias reseñas que podéis leer en los enlaces que os copio a continuación. Gracias a todos sus autores.







No hay comentarios:

Publicar un comentario